Portada » Rosquillas de anís

Rosquillas de anís

por TheGreenAdventure

Si hay un postre típico del Carnaval en Galicia, esas son las rosquillas de anís.

Dulces, esponjosas y aromáticas, su preparación me devuelve recuerdos de infancia, cada año, como tradición, mi abuela preparaba la masa, la dejaba reposar en un cuenco cubierto con un paño y luego hacíamos la forma de las rosquillas todos juntos. Recuerdo que uno de mis primos no podía resistirse a probar la masa, aún en crudo, de la que emanaba un dulce olor a anís, y que yo siempre caía en la tentación de probar aquella primera rosquilla todavía caliente y recién espolvoreada de azúcar glas.

Pero desde que no tomo gluten (os lo contaba aquí) no las había vuelto a preparar, así que, este año me he decidido a hacerlas, pero como todavía soy novata en esto de las harinas sin gluten, he utilizado un mix ya preparado, en concreto el mix dolci de Schär perfecto para elaboraciones dulces.

Y os diré que el resultado no podría gustarme más, crujientes por fuera, esponjosas por dentro, mmm os dejo la receta.

Rosquillas de anís

Raciones: 15 Tiempo de preparación: Tiempo de cocinado:
Nutrition facts: 200 calories 20 grams fat

INGREDIENTES

250 gr de harina sin gluten del mix dolci de Schär.
Medio sobre de levadura de repostería sin gluten.
70 gr de azúcar de caña.
Una pizca de sal.
Una cucharada de anís en grano.
Medio vaso de anís.
Un huevo.
40 gr de margarina vegetal.
100 ml de agua.
Aceite de oliva virgen extra (AOVE).
Azúcar glas para decorar.

PREPARACIÓN

En un bol echamos la harina sin gluten, la levadura seca, la panela, la pizca de sal y el anís en grano, mezclamos todos los ingredientes.
Hacemos un hueco en el centro y agregamos el huevo, la margarina derretida, el agua y el medio vaso de anís.
Amasamos todo el conjunto durante unos minutos, hasta conseguir una masa bien ligada.
Le damos forma de bola y la dejamos reposar en un cuenco tapado con un paño, durante 45 minutos.
A continuación, con las manos untadas en aceite, haremos bolas pequeñas, las aplastaremos y les haremos un hueco en el centro.
Calentaremos aceite abundante en una sartén o freidora y freiremos las rosquillas, hasta que se doren por ambos lados.
Sacaremos las rosquillas y las pondremos a enfriar en una bandeja con un poco de papel de horno.
Espolvoreamos azúcar glass sobre ellas y a disfrutar.

Aquí Chloé “ayudándome” a colocar las rosquillas para la sesión de fotos 😀

Comparte en...

2 comentarios

También te puede interesar

2 comentarios

Anabel 15/02/2018 - 9:21 am

Yo que no soy nada cocinillas, me decidí a hacerlas y ha sido todo un éxito, ni las miguitas dejaron 🙂

Responder
TheGreenAdventure 15/02/2018 - 9:28 am

Qué bien Anabel, si es que están rebuenas.

Responder

Dejar un comentario