Portada » Me doy permiso para…

Me doy permiso para…

por TheGreenAdventure

“Me doy permiso para no complicarme la vida innecesariamente…”

Hoy en día, nuestro ritmo de vida acelerado, sin tiempo para nada y lleno de tareas por hacer, solo consigue dejarnos agotados al final de la semana y, no se vosotros, pero yo además, siempre priorizo todo y a todos, dejándome relegada para el final.

Así que, en este 2018, os propongo que nos permitamos tener un ratito para nosotros mismos, y que en ese tiempo nos enfoquemos en SER antes que en HACER.

Yo ya lo he puesto en práctica:

• Apagué el móvil.

• Me preparé un delicioso y relajante roiboos de manzana asada de Tea for Two.

• Encendí una vela de Castelbel Portus Cale, que compré en Matelas y que me transportó a Oporto, con su delicada cerámica y su olor fresco y floral.

• Puse música, la que me apeteció en ese momento, que fue “Una mattina” del compositor Ludovico Einaudi.

Y allí sentada en el sofá, con mi té y la música de fondo, cerré los ojos e intenté estar presente de forma consciente, ponerme en modo mindfulness y no en el habitual modo multifunción, y he de deciros que fue un ratillo muy agradable y relajante.

También os confesaré que no pasaban ni 15 minutos, cuando la rutina se coló estrepitosamente en forma de timbrazo, pero ese tiempo que conseguí dedicarme me supo a gloria, ¡repetiré!.

Por cierto, la reseña que inicia el post pertenece al libro “Me doy permiso para…”, de Joaquín Argente, un pequeño tesoro que descubrí de forma casual y que releo de vez en cuando. Pequeñas píldoras de positividad, liberadoras y llenas de sabiduría cotidiana, una lectura ligera y a la vez muy necesaria, os la recomiendo.

¿Conocíais el libro? o quizás sabéis de otros interesantes. Y, contadme, ¿habéis tenido vuestro momento? Ponedlo en práctica, no os dejéis para el final.

“Amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida.” Oscar Wilde (1854-1900).

Comparte en...

2 comentarios

También te puede interesar

2 comentarios

Iria 11/02/2018 - 6:47 pm

Cuánta razón tienes, me he sentido muy identificada con todo eso de dejarse para el final, sobre todo desde que tuve a mi hijo.
El libro no lo conocía, pero me han recomendado uno para meditar con mi peque en casa, se trata de “Tranquilos y atentos como una rana” no se si te suena.

Responder
TheGreenAdventure 11/02/2018 - 7:03 pm

Hola Iria, me han hablado muy bien del libro que comentas, meditar en familia y desde la infancia, estupenda recomendación, gracias.

Responder

Dejar un comentario